1

J.R.R Tolkien una vez escribió una historia corta -Que el pensó, jamas seria publicada- sobre un pintor llamado Niggle, el cual se obsesiona con un cuadro, inicia pintando una hoja, las ramas luego un árbol, y de ahí comienza a surgir un inmenso bosque al cual constantemente Niggle le añadía mas y mas arboles, escenarios completamente irreales, formando una obsesión que lo lleva a olvidar los demás cuadros que el realizaba. O para hacerlos como una continuación de aquel paisaje. Buscando la perfección a lo largo de su vida. Y todo esto a partir de una hoja.

La primera hoja.

La primera palabra, el primer párrafo, el primer capitulo. Todo aspirante a escritor inicia por una pequeña idea sobre alguna fantasía, alguna historia que quizás lo haya marcado o incluso algo que pueda ser completamente inverosímil y por mas aterrador que parezca, a veces esa simple idea con un poco de fe, esfuerzo y dedicación puede llegar a formar un inmenso bosque, una obra maestra. Lo que escribes hoy permanecerá para siempre en algún lado del tiempo-espacio. En alguna dimensión desconocida. Y alguien eventualmente lo leerá pues las ideas existen mas allá de las palabras.

Mi primera historia. Dedicada a todos en esta dimensión. Y en todas las demás.

Look to the stars… And bring me a drink!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.