Una vez vi una Estrella

Una vez vi una estrella,

allá arriba entre la mas profunda soledad

y tu rostro se veía allí, marcado por polvo estelar.

Mirándome de vuelta con su calor,

que emanaba desde el corazón

aquella estrella no era nada mas que el Sol

que se alzaba majestuoso, solo y sin fulgor

Se alzaba en el horizonte del oceano,

iluminado las playas donde nuestras huellas estuvieron,

donde en medio de la marea y la espuma,

de tus bocas salieron las palabras que mi corazón detuvieron.

«Te amo, o eso me temo».


Una vez vi mil estrellas,

allá arriba en la ardiente noche,

arriba veía nuestras aventuras forma tomar,

vi la brisa del mar soplar suavemente sobre dos figuras que se besaban lentamente

Y vi a las estrellas formar una fiesta en el medio del mar inclemente

Vi la parada de bus donde siempre te solía dejar

y vi tus labios desde el cielo pronunciar:

«Mira a las estrellas cuando pienses que me puedes olvidar»


Y mire, mire mas arriba, mire hasta que vi un billón de estrellas

que deletreaban tu nombre,

y la galaxia entera que hablaba de tu renombre.

Mire al cielo hasta que las luces naranjas salieron,

las luces purpuras y azules de la mañana,

las luces amarillas de un sol que brillaba

sobre una tumba cuyas noches en soledad pasaba.


Mire al cielo nocturno

donde nuestro ultimo recuerdo juntos,

estará por cien años, por mil años

hasta que la ultima estrella deje de brillar,

y al cielo mis ojos no puedan ver mas.

Una vez vi una estrella, allá arriba entre la mas profunda soledad.

Brillaba, como si su fulgor jamás se fuera a acabar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.