¿La Ultima Historia?

Cuando cuento la historia,

me gusta hacer la siguiente aclaratoria:

«Yo, la encontré a Ella»

en una fiesta de disfraces en una luna llena.

Pero cuando ella la cuenta,

siempre la cuenta con honestidad,

fue ella quien me encontró en aquella fiesta,

en un balcón mientras miraba hacia arriba al cielo negro nublado

considerando que pasaría si daba un salto al vacío,

y me reunía con las estrellas.


Ese «hola», quizás me salvo la vida,

hablamos, tomamos, bailamos, nos besamos en un pequeño cuarto,

donde el eco apagado de la música,

daba la sensación de estar en un multiverso paralelo.

Ella estaba disfrazada -adorablemente- de pirata,

yo solo tenia mi cámara y mi disfraz que era una pijama de panda.

Hablamos de nuestra vida,

de nuestra ansiedad, de nuestra familia,

de nuestros viajes sin planear y aquellos por comenzar,

hablamos y hablamos

hasta que las bebidas nos acabamos

y el trago a nuestro cerebro ya había llegado,

nos tomamos fotos,

y le mostré mi colección de poemas horrorosos.

Las primeras luces del día la asustaron

y como una Cenicienta pirata,

se marcho en su barco de 4 llantas,

no sin antes darme un beso y la promesa de que nos encontraríamos de nuevo.


No la volví a ver… por un tiempo.

Aquella experiencia había sido como un sueño,

un sueño dulce que terminaba con una pirata robándome

el corazón en frente de mi cara.

y además se había llevado mi cámara.

Un día me escribió,

quería verse conmigo para devolverme la cámara,

para salir a almorzar y quizás bailar un ratico.

no se como mi numero consiguio,

pero probablemente

en una de sus travesías por los siete mares lo robo.

Mientras nos decidíamos en una fecha, y en una comida que no fuera pasta,

me di cuenta que estaba enamorado,

y por primera vez estaba asustado

Veran, siempre he impuesto mi amor

sobre todos los demás,

pues así fue como aprendí a amar,

a los golpes, a las patadas,

y a que te dejen por fuera de la casa.

Así que con el tiempo mi amor se volvió de piedra,

ya no creia en nada,

ya no tenia citas esperando algo mas que una noche en mi cama,

ya no tenia amigos con los que hablar acerca de Daria

la vida era monotona, cruel y toxica,

ya no tenia sazón.

Hasta que decidí hacer esa única excepción,

y deje latir mi corazón,

capturado y abrazado por aquella pirata,

que me encontró en el balcón.


Nos quedamos de ver,

exactamente un mes,

desde que empezara nuestro querer.

La espere en un bar,

pero mientras miraba de reojo,

a todas las chicas que entraban

recordé que Ella estaba disfrazada,

tenia la cara pintada.

Y me asuste de quizás no reconocerla,

me asuste de que llegara y no la viera,

y se fuera de nuevo al océano.

«Hola» Dijo ella,

después de acercarse con sigilo,

la mire por quizas miles de millones de milisegundos,

la mire hasta que ella sonrió,

y de mi boca, surgio la risa

y el abrazo que duraría toda una vida,

comimos comida peruana y cantamos karaoke,

jugamos con almohadas, le leía cuentos de hadas,

tomábamos bebidas con nombres extraños,

veíamos películas y series que duraban todo un fin de semana

y juramos nunca hacernos daño.

De nuevo, Ella me había encontrado.

y esta vez no la perdería nunca de mi lado.


Cuando cuento la historia,

omito siempre los detalles que me dan pena,

la altero para que suene bella,

no cuento las peleas ni las citas feas,

solo la parte que hacer ver este romance como si fuera de telenovela.

Cuando ella la cuenta,

siempre cuenta la verdad sin pelos en la lengua,

Y en aquellos momentos donde el mar esta en calma,

cuando hemos dejado de pelear,

es cuando a ella le gusta preguntar:

¿Recuerdas aquella noche,

que nos conocimos y no sabias besar?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.